INDUSTRIAL ROCK GOTH POST-PUNK EXPERIMENTAL ELECTRONICA EBM ... FORUM   MYSPACE   LAST.FM   FACEBOOK    
CONTACTO CRÉDITOS COLABORA  
Login

Diseños

(3 diseños)

Menú

Buscar

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
Contenidos > Grupos > Discografías > Rubicon – 1992 – What Starts, Ends
Rubicon – 1992 – What Starts, Ends
Publicado por Thedesert el 10/4/2009 (1483 lecturas)
Rubicon – 1992 – What Starts, Ends
Beggars Banquet

Género: Hard Rock / Psicodelia / Gótico

Rubicon son los músicos de la formación clásica de Fields Of The Nephilim junto a un nuevo cantante tras su separación de Carl McCoy en 1991.

Nota: 8

¿Cómo sonaría la formación clásica de Fields Of The Nephilim sin Carl McCoy? ¿Lo imaginas? Pues bien, esa cuestión tiene solución y es que Rubicon nos desvela esa incógnita con What Starts, Ends.

Tras la separación de FOTN durante el verano de 1991, dos nuevos proyectos se comenzaron a forjar involucrando a miembros de la banda: The Nefilim y Rubicon. El primero con un nombre fonéticamente parecido a la palabra “Nephilim” con el cantante Carl McCoy y el segundo, Rubicon, involucrando prácticamente a todos los músicos de la banda con el añadido de un nuevo cantante. De esta manera mientras Carl McCoy trabajaba en solitario, Peter Yates (Guitarra / Teclista), Paul Wright (Guitarra), Tonny Pettit (Bajo) y Nod Wright (Batería) unieron sus fuerzas a las del vocalista Andy Delany para crear el debut de la banda titulado “What Starts, Ends”.

¿Diferente? Sí, pero sustancialmente parecido a los dos últimos discos de la banda madre “Elizium” y “The Nephilim”. Sinceramente no es tan rupturista pero hay cambios y en principio a primera escucha es difícil sentir lo mismo que con los discos clásicos de Fields Of The Nephilim con Carl McCoy al frente. Hay que darle sucesivas escuchas para llegar a apreciarlo.

En principio los diez temas incluidos en el disco son muy variados y, definitivamente, son temas más orientados a las guitarras – al hard rock – y el cantante Andy Delany acentúa esa faceta con una voz más dulce – acepto comparaciones con Peter Gabriel incluso – y de corte más clásico que la grandilocuente y oscura voz de McCoy, pero ojo … Delany es un cantante realmente potente y sus gritos potencian la épica de esta banda. Así que detrás del nuevo estilo vocal y lírico nos encontramos con los músicos de siempre. Se les reconoce, es fácil sentir sensaciones “familiares” en este ambiente post-nephilim y no hay que quitarle mérito a nadie … Rubicon puede hacerte encontrar de nuevo temas maravillosos como los que pudimos sentir con FOTN, llámales Watch Without Pain, Brave Hearts (¿Hermano directo del “Submission” de Fotn con el “toque” blues de la banda?), Killing Time, la monumental Unspoken o la sensacional Rivers. Sin olvidar tampoco los dos singles extraídos del álbum que curiosamente reflejan el inicio del disco: la ruidosa Before My Eyes (de nuevo la imponente presencia del resonante bajo de Pettit) y la sensacional Crazed (melodías de guitarras y efectos 100% Neph).

Encuentro por el contrario que la mezcla del disco y la producción de Mark Freegard podrían haber dado más de sí. Pienso que se le podría haber sacado más “brillo” a este debut y espero que algún día se remasterice este trabajo y aparezca una flamante edición nueva con toda clase de extras que le haga justicia. Por cierto, si ya en la música de FOTN encontraba partes que podían influir directamente a los primeros Tool con Rubicon encuentro todavía más semejanzas siendo de todas todas … dos bandas totalmente contemporáneas con sendos debuts en el año 1992.

Ciertamente What Starts, Ends es un disco envolvente y de gran belleza con pasajes hipnóticos y psicodélicos, y con poca ambientación de teclados góticos al uso (a lo sumo un par de temas: Brave Hearts y What Starts, Ends). Su sonido es muy directo, quizás hasta un tanto rústico, y sin muchas pretensiones. Destaco también las baterías de Nod pues se aplica con severa contundencia en el disco y temas noisy como Inside Your Heart o Unspoken (probablemente el primer flirteo “pseudo-industrial” de miembros de FOTN) suenan realmente contundentes.

What Starts, Ends provoca buenas sensaciones y es totalmente recomendable – y disfrutable – para cualquier fan de FOTN o incluso nuevos fans. Un disco lleno de fuerza y energía.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior Robert Görl - 1998 - Sexdrops Rx - 1998 - Bedside Toxicology Artículo siguiente
Module File for xcgal Not Found!Module File for weblinks Not Found!