INDUSTRIAL ROCK GOTH POST-PUNK EXPERIMENTAL ELECTRONICA EBM ... FORUM   MYSPACE   LAST.FM   FACEBOOK    
CONTACTO CRÉDITOS COLABORA  
Login

Diseños

(3 diseños)

Menú

Buscar

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
Contenidos > Grupos > Discografías > Ministry - 2008 - Cover Up
Ministry - 2008 - Cover Up
Publicado por Psichoboy el 13/5/2008 (692 lecturas)
Ministry - 2008 - Cover Up
13th Planet Records

Género: Metal Industrial

Nota: 7/10

Un disco de despedida siempre es algo malo, y en el caso de las huestes de Al Jourgensen, los fans de la música industrial vamos a quedarnos huérfanos dentro de poco. Tal y como anunció con la salida de 'The Last Sucker', no habrá más discos de Ministry. Personalmente jode, sobretodo porque uno considera que lo que ha hecho esta banda en los últimos 25 años es enorme, y quizás pensando precisamente en fans como nosotros, el grupo ha decidido despedirse de una manera distinta: Toma disco de versiones. La idea original no es, pero conociendo mínimamente la discografía de la banda se sacan unas cuantas versiones que han ido metiendo en distintas etapas de su vida. ¿Recopilatorio de versiones ya editadas? No del todo, más bien una mezcla. Aprovechando material ya editado, recogiendo la herencia de proyectos paralelos y probando con nuevas versiones, Cover Up es el adiós definitivo de uno de los grandes. El resultado es lo de menos, sobretodo porque la trilogía Anti-Bush formada por Houses Of The Molé - Rio Grande Blood - The Last Sucker ya dejó bien claro que el estado de forma del grupo es envidiable (meter más caña ahora que con 20 años menos está al alcance de muy pocos).

Lo que queda muy claro es el amor que siente Al Jourgensen por los clásicos de toda la vida, del hard rock y del blues de los 60-70. Sus homenajeados son, entre otros, los mismos Rolling Stones, T-Rex, The Doors, Deep Purple o ZZ Top.

Yendo directos a la visión de estos temas por parte del grupo, empezamos por Under My Thumb de los Rolling. En este caso con Burton C. Bell de Fear Factory a las voces, hacen una revisión de un clásico de la banda inglesa con bastante acierto. Aunque en un principio asustan un poco sus teclados 80's, y la curiosa interpretación por parte del cantante de FF, poco a poco se va viendo este tema como un homenaje también a la misma carrera de Ministry, cuando en sus inicios eran otra banda más de synthpop.
Con las versiones de T-Rex (Bang A Gong), Golden Earring (Radar Love), Ram Jam (Black Betty) o Mountain (Mississipi Queen) vemos que la banda ha intentado respetar mucho, quizás demasiado, los originales. Acelerándolas un poco para acercarse a esos riffs que ahora están tan presentes en su sonido actual, pero modificándolas poco en esencia. Con Space Truckin' (Deep Purple) y Tommy Victor de Prong a las voces, logran una buena revisión del tema con esos agudos infernales que clava el vocalista de los Neoyorkinos, pero es con Just Got Paid de los barbudos ZZ Top que el grupo lo borda. Un tema a los que la fiereza de las guitarras de Ministry le sienta de maravilla, con una percusión brutal y un Al que se sale por los cuatro costados en la interpretación vocal.

Esta primera mitad, formada por las nuevas versiones, deja a partir de ahora paso a las que ya conocíamos. Así pues, Roadhouse Blues vuelve a nosotros tras hacernos disfrutar como cerdos cuando fue editada en The Last Sucker. A esa tormenta de riffs precedidas de la intro por parte de Burton C. Bell hay que añadirle que llevarse a tu terreno con éxito un tema tan opuesto a la filosofía musical de tu banda es de un mérito encomiable. Versión de fuera de este mundo en el que el tono lisérgico que The Doors le impregnaban se retuerce y se deforma para convertirse en un descenso al averno directo y sin billete de vuelta. Supernaut de Black Sabbath es la siguiente, pero en este caso no es un tema que Ministry hayan versionado con anterioridad, sino que está sacado de aquel proyecto llamado 1000 Homo Dj's. Un grupo formado entre otros por Al Jourgensen, Trent Reznor, Mike Scaccia, Paul Barker y Jello Biafra, y este quizás es otro homenaje a la carrera del grupo, cuando colaboraciones tan bestias como esta se producían con asiduidad. En este caso, regrabada para Cover Up, sonido 70's con samplers varios para un tema atemporal y clásico.
Bob Dylan es el siguiente afortunado con su Lay Lady Lay. Editado en Filth Pig, este tema es un fiel reflejo de los malos tiempos que pasaban entonces los miembros del grupo, cuando tensiones internas y distintos problemas personales se les colaron en uno de sus trabajos más oscuros, densos y difíciles de escuchar.

Ya para cerrar el disco, una de esas bromas que tanto le gustan a Al: What A Wonderful World de Louis Armstrong. Lo que en un principio parece una tomadura de pelo – el tema dura 7 minutos y empieza sin guitarras, con piano incluído- se vuelve pasada la mitad en algo que todo el mundo esperaría en una fiesta: Un cachondeo padre de guitarrazos, velocidad y el cantante salido de madre. Perfecta para los cierres de conciertos del tour de despedida. Tras esto, el mismo tema en dos tracks distintos, uno siendo la primera parte lenta y llena de 'melancolía', y la segunda con el consabido cachondeo que menciono. Y ya como cierre, un pequeño recadito a George W. Bush, como no podía faltar en un disco de uno de los anti-bush más grandes de la actualidad.

Vale, me he enrollado mucho. En definitiva, a pesar de que como disco de versiones no deja de ser un disco normalito, como los que cada grupo saca alguna vez en su carrera, Al Jourgensen ha intentado condensar lo que para él han sido sus grupos más influyentes a nivel personal y dar un repaso a distintas etapas de un grupo con una carrera de 3 décadas. Encima se ha rodeado de colaboradores de todo tipo, desde Burton C. Bell (Fear Factory), pasando por Wayne Static (Static X), Tommy Victor (Prong) o Robin Zander (Cheap Trick), entre otros. El resultado es desigual, pero como todo, tiene sus puntos a favor; y es que las nuevas versiones están bien escogidas y es fácil quedarse escuchándolas una y otra vez, mientras que las versiones antiguas son buenas o muy buenas, lo cual deja al disco en un punto intermedio. Como despedida es mucho mejor quedarse con cualquier otro trabajo de la banda, pero como homenaje, curiosidad y para pasar el rato, Cover Up cumple su cometido a la perfección. Eso sí, me chirría mucho que la versión de los Magazine (me refiero a The Light Pours Out Of Me) haya quedado fuera.

Y atentos a la portada, cachonda como pocas he visto.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior Ministry - 2006 - Rio Grande Blood Ministry – 2009 - Adios Putas Madres Artículo siguiente
Module File for xcgal Not Found!Module File for weblinks Not Found!