INDUSTRIAL ROCK GOTH POST-PUNK EXPERIMENTAL ELECTRONICA EBM ... FORUM   MYSPACE   LAST.FM   FACEBOOK    
CONTACTO CRÉDITOS COLABORA  
Login

Diseños

(3 diseños)

Menú

Buscar

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
Contenidos > Memorabilia > Archivo > Festivales > Crónicas > 2006 - Fiesta Presentación FEA 06´
2006 - Fiesta Presentación FEA 06´
Publicado por Thedesert el 31/1/2008 (826 lecturas)
En pleno 2006 pronunciar el nombre de Chimo Bayo todavía suscita morbo, no deja a nadie indiferente. Las reacciones son desde el “¿Todavía está vivo?” al “No puedo perderme este concierto”. Creo que de esta última afirmación soy responsable de algún caso que otro. Puedo decir que he ayudado a hacer grande la bola.

Pues sí, Chimo Bayo sigue vivo. Tiene 44 años y está en muy buena forma. En pleno 2006, y tras contemplar su actuación, puedo decir que Chimo derrocha personalidad y carisma a raudales. Esto se mueve, Valencia! Vamoooonos!!!

Para que os imaginéis el actual aspecto físico del creador de “Así me gusta a mí” y “Bombas, Bombas” citaré a un espectador del concierto: “Chimo se flipa en el Gimnasio!!!”. Sí, Sí ... tras 15 años, creerlo ... Chimo sigue vivo.

La pista que nos hizo dar con él fue gracias al colectivo FEA (Festival Electrónico Alternativo) de Barcelona. El año pasado, un nombre dentro de ese cartel me llamó poderosamente la atención. Era Chimo Bayo, era el cabeza de cartel del FEA 2005. Lamentablemente ese año no asistí al festival y me quedé con una duda que me torturó todo un año: “¿Realmente ... es posible? .. ¿Realmente ... Chimo Bayo está vivo?”. En ese sentido los dioses se apiadaron de mí y decidieron darme otra oportunidad que no podía desaprovechar. Chimo Bayo había sido incluido en el cartel de la fiesta de presentación del FEA 2006 junto a Eyaculación Post Mortem, Punk In The Atic, Easy Snap, The Raros y Mnsxy Dj. Un concierto así no se puede clasificar. Necesitaba verlo con mis propios ojos.

Nada más llegar a la Sala Les Basses me di cuenta de que esta no iba a ser una noche normal, no tenía ni la más remota idea de lo que iba a pasar o ... de lo qué me iba a pasar. Todo para mí era una completa incógnita. Al ver el edificio de la “Sala Les Basses” dije: “¿¿¿Chimo Bayo actuando en una biblioteca??? ... Esto no puede ser real!!”. Realmente no es para tanto ... si sustituimos “biblioteca” por “centro cívico”, pero la primera visión del edificio ya me trastornó un poco.

Chimo Bayo debería actuar en un coliseo romano, pero ... ¿en un centro cívico?. “No puede ser real” volví a decirme. Tras el shock inicial PAGAMOS religiosamente la entrada para ver a Chimo Bayo. Nos aventuramos en el interior de la sala para ver a los primeros grupos. Ver a los primeros grupos fue toda una aventura.





Aunque la hora fijada para el comienzo de las actuaciones era a partir de las 22.00, nosotros, que habíamos llegado cerca de las 23.00, pudimos ver un panorama desolador. La sala estaba prácticamente vacía. Era un jodido desierto ... fue completamente desolador. El miedo me entro y en mi mente había un pensamiento muy duro ... ¿me iba a convertir en el único tonto en pagar por ver a Chimo Bayo quince años después de su época de máximo esplendor?

Pero ya os dije que iba a ser una noche de sorpresas. La primera fue encontrarme con viejos conocidos: “pero ... tú qué haces tu aquí???”, “Jamás me hubiera imaginado encontrarte en un concierto de Chimo Bayo”.También sería aleccionado sobre la historia del Bayo: “Chimo Bayo fue número 1 en Japón!!”, “España es de Puta Madre realmente no es de Chimo, es una colaboración”. Alucinógeno, alucinógeno ... irreal, aunque iba a alucinar más con la primera actuación.

La gente comenzaba a llegar y salieron al escenario dos tipos, personajes o figuras: un tío con un ordenador y otro con un micro. Creemos que les debieron prometer bebida gratis por llenar ese espacio de tiempo pues fue deleznable, insufrible. “No cobro por estar aquí” dijo el tío del micro, y desde el publico llegaron unos sonoros “Jodete!!”. El público estaba picado y rebotado, no era para menos al ver como el ¿cantante? graznaba sin gracia sobre las bases electrónica perpetradas por el reproductor ¿winamp? de un Mac. Yo creo que la realidad debió ser muy próxima a eso. Hubo gritos de “Basta Ya!” (¿a qué me recuerda?), gente yéndose a los técnicos de la tabla de mezclas a preguntar “¿¿cuánto va a durar esto??”, lanzamiento de objetos inofensivos (afortunadamente para ellos) y finalmente la huida del grupo.





Tras este grupo al que llamaremos “grupo A” (no se merecen más publicidad), servidor se pensaba que acababa de ser brutalmente estafado y que quizás no hubiera sido tan buena idea ir a este concierto. A mí parecer el siguiente grupo mejoró un poco la cosa. Eyaculación Post Mortem es un grupo cercano a los legendarios Parálisis Permanente de los años 80. Presentaban una imagen infra-bizarra: cantante vestido de loca, guitarrista con nariz de payaso, teclista trajeado con teclado marca “Caos” y bajista con corona de cartón trapera. Este grupo nos calentó un poco a base de su After Punk y sus buenas melodías de teclado. La cosa mejoraba, pero según amigos: “No mucho!!”, no sé ... yo por lo menos ya no me sentía tan timado.

Tras esta actuación la sala comenzaba a presentar una buena entrada y la gente se impacientaba. Pedían a gritos a Chimo Bayo, el héroe de la noche. Pero lo bueno se hace esperar y los organizadores no nos dieron a Chimo hasta el final y eso iba a calentar a la gente todavía más con otra serie de “conciertazos”. ¿Grupos infumables? ... supongo que eran para hacernos rabiar y que no nos durmiéramos hasta las 2 AM, hora a la que empezó el concierto de Chimo Bayo, ... a partir de esa hora nadie se podría dormir.

Es curioso pero entre el público no vi a mucha gente procedente de la especie (en vías de extinción) “bakalao terminal”, me aventuraría a decir que había mucho rockero. Había muchas camisetas de Bauhaus y Front 242 por allí. Fanáticos del buen sonido de la Electronic Body Music de los 80.





La siguiente actuación fue una de las más petardas, sólo bastaba con fijarse en los detalles. La batería estaba adornada con una foto de un oso de peluche y de Jimi Hendrix. Lo primero que divisé de grupo B (tampoco se merecen publicidad) fue dos inmensas cajas de cartón que lo único que dejaban ver eran unas piernas de bailarinas que se situaron estratégicamente a extremos del escenario donde comenzaron a bailar. Luego apareció el dúo protagonista: un guitarrista y una cantante vestida con un camisón blanco. “La Patri” por lo que nos dijo el cantante. El público (como era de esperar) se revolucionó con La Patri, por lo menos no tuve que escuchar el sonrojante “Corderaaaas!” pronunciado por un asistente (un borracho) como en el concierto de Laibach del pasado año. Concierto típico el de Grupo B: electrónica de baile, patatim, patatam ... y Sex Appeal.

La siguiente actuación sería muuucho más petarda, pero afortunadamente sólo duró dos o tres temas. Grupo C: dos chicas (alguno decía que una tenía la espalda muuuy ancha) de electro basurón, pero basuroooón. El publico estaba excitado, no sé el porqué. ¿Si por pedir más enfadados a Chimo Bayo o por estas chicas?

Para amenizar el rato de espera entre actuaciones nos pusieron música de Chemical Brothers y como no, también tuvo que sonar la horrorosa versión dance del The Hand That Feeds de Nine Inch Nails que ya me causo vergüenza ajena en el Bam Festival instantes antes de la actuación de Cycle.

Después de grupo C, llegó grupo D (tampoco merecen más publicidad) y montaron su set en el centro del escenario al igual que Bayo. Grupo D apareció en escena vestidos como tenistas, ¿¿¿qué hicieron??? Sí, se pusieron a jugar a ping pong encima de la mesa. La gente estaba harta ... queríamos a Chimo Bayo o Sangre!! Las pelotas que caían al público les fueron devueltas con saña a Grupo D.

No fue suficiente con la partida de ping pong, que comenzaron a ponernos a Los Chichos. “Ni más ni menos, Ni más ni menos!!”, cosas así sonaban como introducción a sus canciones de electrónica. Era demasiado para soportarlo, de nuevo hubo lanzamiento de objetos, insultos e invasiones al escenario. Fue gracioso ver como en más de una ocasión un jevi con camiseta de Cannibal Corpse se coló en el escenario burlando a los de seguridad y agitando su melena, mientras era perseguido por todo el escenario por los de seguridad. Brutal!!





Para presentar al salvador de la noche apareció un freak con barba pelirroja y tatus (era incluso más freak que las cajas del ayuntamiento con takeadas usadas para aguantar altavoces, etc ...). Este figura comenzó a agitar a la muchedumbre para dar una calida bienvenida al protagonista de la noche. Gritos ensordecedores antes de la entrada de Chimo Bayo y ... “Esto se mueve, Valencia” por primera vez en mi vida.

En la oscuridad Chimo Bayo, secundado por Nando Diskontrol, apareció con su espectacular gorra con anagrama de “BAYO” y sus dos linternas con las que hacía haces de luz al mover la cabeza. También sus típicas gafas de sol, “armadura” amarilla y camiseta de “ESM” (Esto se mueve) por delante y “Yo Sí” por detrás. Chimo Bayo hacía feliz a la gente y nos hizo saber que él también disfrutaba una vez más con un público entregado que se volvió loco al sonar la inicial Química, Headhunter de Front 242, Así Me Gusta A Mí, Bombas Bombas, La tía Enriqueta, y tantos clásicos de su discografía o la de otros como Nitzer Ebb. El público se soltó (mas bien se desencadenó) coreando (gritando) las letras de Bayo. Gente invadiendo el escenario, esquivando la seguridad y saltando de nuevo al público ante la persecución de los de seguridad. Gente botando, codazos, bebida al suelo (súper pringoso) y en definitiva gente pasándoselo como enanos.





Independientemente del respeto o la ausencia de él que algunos tendréis a Chimo Bayo, este personaje sabe lo que hace. Su música es muy cercana al EBM de los 80. Front 242 y Nitzer Ebb son grupos que suele pinchar en sus shows. No debe ser muy normal decir “he visto a Chimo Bayo en 2006”, sí ... la verdad es que es bastante friki, pero os aseguró que el show que monta vale la pena. Una oportunidad para desatarse y disfrutar sin complejos y prejuicios. Al fin y al cabo, parecía que había más rockeros que makineros por metro cuadrado.

Y sí te preguntas por qué dije al principio qué no sabía lo que me iba a pasar, es porque jamás me hubiera imaginado en primera fila de un concierto de Chimo Bayo, dándole la mano y diciéndole “Muy bien, tío. Muy bien!”.

Este Juuuuuuua, va por ti Sr. Bayo.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior 2005 - Festimad 2006 - Summercase 06´ Artículo siguiente
Module File for xcgal Not Found!Module File for weblinks Not Found!