INDUSTRIAL ROCK GOTH POST-PUNK EXPERIMENTAL ELECTRONICA EBM ... FORUM   MYSPACE   LAST.FM   FACEBOOK    
CONTACTO CRÉDITOS COLABORA  
Login

Diseños

(3 diseños)

Menú

Buscar

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
Contenidos > Memorabilia > Archivo > Festivales > Crónicas > 2004 - Azkena Rock Festival
2004 - Azkena Rock Festival
Publicado por Mr. Floppy el 31/1/2008 (812 lecturas)
2004 - Azkena Rock Festival
Grandes incógnitas y decepciones en el viaje de ida hacia Vitoria. Por una parte, las decepcionantes caídas del cartel de grandes grupos como Velvet Revolver, 16Horsepower, Mooney Suzuki y The Soundtrack of our lives, éstos últimos por segundo año consecutivo, en ambas ocasiones con la misma excusa (acabar de grabar su nuevo disco) y un par de días antes del inicio del festival, lamentable imagen la de los suecos que un par de día antes habían tocado en UK.
En cuanto a la incógnita, el tormentoso tiempo vitoriano. Durante toda la semana habían caído grandes trombas de agua que llegaron a hacer dudar a mucha gente de la celebración del festival.

Llegamos al concierto con los Mother Superior sobre las tablas emulando a sus queridos Grand Funk Railroad. Tal vez fue porqué la hora no era la más adecuada y acabábamos de llegar tras un largo viaje, el concierto me pareció muy frío para una banda de esas características, y más cuando tenía en la memoria sus demostraciones como grupo de acompañamiento de Henry Rollins. Cambio de escenario, Josh Rouse comienza su show cargado de pop recuperando temas de su último LP “1972”. El de Rouse fue un show muy apacible, como el tiempo hasta ahora, que no acabó de atrapar a los espectadores.

Al saltar Urge Overkill, descubrimos que Kato sigue luciendo esas tremendas ojeras y que Eddie Roeser ha aprovechado su retiro para ganar unos kilos. El resto del grupo es nuevo, el batería moreno de Cherry Valence y el bajista de los Gaza Stripers. Un gran concierto basado en sus dos joyas de los 90 “Saturation” y “Exit the dragon”.

Mark Lanegan salió al escenario a defender su “Bubblegum” en directo con banda nueva. Destaca la presencia de una vocalista femenina que calca gran parte de los ticks del ex-Screaming Trees. Durante poco más de una hora tenemos una dosis de su magnífica y rasgada voz envuelta entre distorsiones de sus dos guitarristas.





Después de la sobriedad de Mark, nos acercamos al otro escenario a comprobar como se lo montan los Fun Lovin’ Criminals. Ataviados cual mafiosos de su amada N.Y. se descuelgan con uno de los grandes conciertos del festival, Huey destilando chulería por los cuatro costados estuvo inmenso a las guitarras mientras el nuevo batería que tienen casi desmonta su instrumento a golpes de baqueta, impresionante.

Tras el subidón de FLC, Ryan Adams fue un auténtico bluff, desganado y sin ningún gancho atractivo, el público aprovechó para reposar y darse un garbeo por las tiendas. Otra resurrección de este año fue la de los míticos MC5, MC3-DKT en la actualidad, reforzados por dos espectaculares cantantes, el espídico Mark Arm de Mudhoney y Lisa Kekaula de los Bellrays y Nicke Royale a las guitarras. El grupo defendió muy bien su incendiario repertorio, y fue un placer ver a Wayne Kramer bailar como hace ya más de 30 años. Remarcables el I can give you everything, Motor City is Burning y Sister Anne.

Extenuados y emocionados tras lo que acabamos de ver, una de las banda que recogieron parte del legado de los de Detroit saltó al escenario. Radio Birdman dio un repaso a sus discos a toda velocidad. Se ven en buena forma y fueron los únicos que realizaron bises durante el viernes.

Mi primer concierto del sábado fue el de Johnny Kaplan, anclados en el “Exile on Main street”, los americanos nos mostraron sus cartas a base de country rock y blues de carretera para finiquitar su show con una versión del grandioso Neil Young.

Backyard Babies intentaron defender sus últimas obras de forma enégica, pero a pesar de ponerle muchas ganas y tal, se aprecia que el público vibra de verdad con los temas del “Total 13” más que con sus actuales guiños al hard rock.

Demos gracias a Dios porqué Matthew Sweet haya superado sus miedos a volar y podamos ver a uno de los grandes del pop es nuestro pais. Secundado por los Velvet Crush, y tras superar un inicio un poco flojo su actuación fue a más tras hincarle el diente a temas del “Girlfriend” o del “100% Fun”. El orondo Sweet nos presentó varios temas del que será su próximo LP “Living Things”.





Los Wildhearts cubrieron la cuota heavy del festival justo antes de que los Screamin’ Cheetah Wheelies arrasaran con un mágico show. Meses antes pudimos apreciar la espectacular voz de Mike Farris en formato acústico, ese día fue el momento de verlo por primera vez en España con toda su banda bordando Hello from Venus, Magnollia y encarando versiones del Right place Wrong time o de ACDC. Los triunfadores (en mayúsculas) del sábado. La conexión con el público fue perfecta.

Los Violent Femmes dieron un concierto casi en familia mientras nos recuperábamos del show ofrecido por los SCW. Inexplicable la inclusión como cabeza de cartel de unos descafeinado Flamin’ Groovies que se dedicaron a versionar a otros artistas. Salvaremos su interpretación del Shake some action como momento brillante del set. Cerraron el festival de este año el grupo más gay del mundo. Unos flácidos Turbonegro acabaron con el maratón del Azkena. Una pena que como los Backyard Babies se vayan alejando cada vez más del punk más cafre.

Comentar que el nivel del festival fue inferior al del año anterior: muchas caídas de grandes grupos, demasiadas especulaciones, y que sinceramente, tal vez sea el momento de replantearse el rol de Doctor Frankestein e intentar aportar algo más de savia nueva.
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior 2003 - Azkena Rock Festival 2005 - Azkena Rock Festival Artículo siguiente
Module File for xcgal Not Found!Module File for weblinks Not Found!